Las adicciones

Por:
María de los Ángeles Arce González.

Estudiante de la Universidad Abierta y a Distancia de México, No de Folio. AS161764205, Curso propedéutico, Eje 4, Actividad 1,

INTRODUCCIÓN
¿Qué es una adicción? “es una enfermedad crónica y recurrente del cerebro que se caracteriza por una búsqueda patológica de la recompensa y/o alivio a través del uso de una sustancia u otras conductas.” (Wikipedia) o “la adicción es el hábito que domina la voluntad de una persona. Se trata de la dependencia a una sustancia, una actividad o una relación”. (Definición.De), en este sentido los seres humanos se pueden hacer adictos a cualquier cosa que le produzca placer y/o le satisfacción, es una forma egoísta de sentirse bien, ya sea por, cuestiones de moda, problemáticas familiares, sociales o económicas, costumbres o malos hábitos.

Con seguridad en la mayoría de los círculos sociales que rodean a cada personas hay por lo menos una que sufre en silencio de una enfermedad crónica de necesidad y satisfacción, por ejemplo los fumadores, los alcohólicos en cualquiera de sus modalidades, los drogadictos, los comedores compulsivos, los dependientes del sexo, los compradores compulsivos, etc. Y hoy en día lo más reciente, los adictos a la tecnología, el internet, el celular y las redes sociales.

Cuál sería la respuesta a la pregunta ¿tú eres adicto?, ¿Cuál es la etapa de tu adicción? Y ¿a qué eres adicto?

DESARROLLO
El proceso de adicción
En cada momento de la vida de una persona se presentan diferentes etapas y niveles de adicción, mismas que en algún momento pasan si ser perjudiciales a la vida o la integridad de la persona, el proceso de una adicción se divide en tres etapas.

Primera Etapa “Leve”: En esta etapa ya la química cerebral está alterada, y esto se manifiesta en episodios de uso descontrolado que pueden no ser tan severos y frecuentes, pero son evidencia de la instalación del desorden bioquímico cerebral. En este momento, ya existe el pensamiento adictivo y comienza a manifestarse como una preocupación con el uso o práctica.

Segunda Etapa “Media”: La pérdida de control es obvia y los episodios de consumo son más intensos y frecuentes. Ya comienza a haber problemas familiares serios debido al tiempo que la persona ocupa en actividades relacionadas con la adicción y el uso. El pensamiento adictivo se hace más intenso debido a la necesidad aumentada de negar o racionalizar su conducta. Comienzan a presentarse problemas laborales y escolares debido al malfuncionamiento psicosocial. La química cerebral ha cambiado de manera importante y la personalidad de la persona también ha cambiado, casi siempre con más irritabilidad, ansiedad e intolerancia. El ego de la persona se ha hipertrofiado para poder mantener una imagen de “normalidad” que pueda disminuir la ansiedad tanto del adicto como de las personas que lo rodean.

Tercera Etapa “grave”: La inhabilidad para detener el consumo o la práctica de una actividad marca esta etapa del proceso adictivo. Problemas financieros severos podrían aparecer y el aislamiento social se hace evidente y marcado. Problemas severos en las relaciones familiares que pueden llegar a la separación. Pérdidas de empleo y deterioro del funcionamiento laboral se hacen presentes de manera que el adicto no puede muchas veces, ni conseguir ni mantener un empleo. La depresión severa característica de esta etapa puede ser malinterpretada como primaria, pero es en realidad secundaria al desorden adictivo. Igualmente la autoestima se ha deteriorado mucho y puede aparecer psicosis toxica, en las adicciones químicas, e ideación psicótica en las adicciones de conducta.

Las 10 adicciones más comunes
Una gran cantidad de personas experimentan enfermedades y condiciones, que disminuyen su calidad de vida y que con frecuencia se asocian con algún tipo de adicción:

  1. Adicción al alcohol. Su consumo prolongado puede conducir a la adicción afectando la capacidad de juicio y concentración.
  2. Adicción al cigarro. En realidad es más una adicción a la nicotina, sustancia que contiene el cigarro y que dificulta el dejar de fumar.
  3.  Adicción a las drogas.Drogas legales o ilegales y sin importar que el fármaco esté disponible con receta médica o sin ella.
  4.  Adicción al juego. Una adicción a los juegos de azar que se convierte en algo compulsivo que la persona no es capaz de detener.
  5.  Adicción a la comida.Este es uno de los placeres de la vida, sin embargo algunas personas, son incapaces de controlar lo que comen, convirtiéndose en adictos
  6.  Adicción a los videojuegos. Los adictos a los videojuegos pueden pasar horas jugando y olvidarse de realizar otras actividades e incluso asumir la identidad de un personaje.
  7.  Adicción a internet.Si bien ofrece enromes beneficios, en muchas personas el internet se convierte en algo más que un recurso y se mantienen en línea todo el tiempo.
  8.  La adicción al sexo. Aunque suena fabuloso, en realidad se refiere a quienes no pueden vivir sin el sexo y sostienen relaciones con desconocidos solo por satisfacer ese deseo.
  9.  Adicción a las compras. Para muchos esta adicción sugiere algunos problemas emocionales, que en exceso puede derivar en problemas financieros y con la pareja.
  10.  Adicción al trabajo. Se piensa siempre en el trabajo, incluso en el tiempo libre con los amigos o la familia.

Tomado de (top10de.com).

El momento más propenso para desarrollar una adicción:
Indudablemente la etapa en la cual estamos más propensos a desarrollar una adicción es la adolescencia, es la edad entre los 12 y 18 años en donde las personas terminan su infancia y comienzan su vida adulta, esta etapa se caracteriza por profundos cambios físicos, psicológicos, sexuales y sociales, la Organización Mundial de la Salud (OMS) declara que el todo el mundo 1 de cada 5 individuos transita por la adolescencia y de ese total, el 85% habitan en naciones de escasos recursos o de ingresos medios. Entre los principales cambios que experimenta una persona en su adolescencia, aparecen el desarrollo del pensamiento abstracto y formal, el establecimiento de la identidad sexual y la solidificación de amistades con la probable experimentación grupal con las bebidas alcohólicas, el cigarrillo e incluso las drogas. De acuerdo a la psicología, los adolescentes luchan por la identificación del Yo y por la estructuración de su existencia basada en esa identidad. Se trata de un proceso de autoafirmación, que suele aparecer rodeado de conflictos y resistencias, en los cuales el sujeto busca alcanzar la independencia.

En este sentido, la mencionada psicología lleva a cabo una clasificación de los principales problemas que tienen lugar durante la adolescencia. Así, ésta determina que existen problemas de tipo sexual, emocionales, escolares, conductuales, de alimentación, de drogas o incluso de abuso.

Y todos ellos se deben en gran medida al conjunto de cambios físicos y al desarrollo mental que experimentan los jóvenes. Unas situaciones a las que deben ir adaptándose pero que de primeras les cuesta ir asimilando por lo que se encuentran en una complicada tesitura consigo mismos.

Según un informe de la Comisión Europea de 2001, los jóvenes occidentales de 15 a 24 años usan regularmente la informática en casi la mitad de su tiempo libre. El teléfono móvil es la nueva tecnología más usada, ya que es usado por 9 de cada 10 jóvenes. El uso del correo electrónico aumenta con la edad aunque, contrariamente, el uso de videojuegos se reduce con la edad. El “chat” es la forma más habitual e incluso preferida de comunicación de numerosos adolescentes y jóvenes.
El uso patológico de Internet y de otras nuevas tecnologías puede afectar a cualquier persona, pero vemos con preocupación cómo afecta cada día con mayor frecuencia a niños y jóvenes de ambos sexos, hasta el punto que se les ha llamado la generación “net”. Los chicos usan más el “chat” y los videojuegos que las chicas, aunque éstas escuchan más la radio y dedican más tiempo a grabar la música que luego escucharán o intercambiarán.

Las nuevas adicciones
Sin lugar a dudas hoy en día la tecnología ha cambiado el paradigma de muchas de las cosas que se solían hacer de manera presencial, ir al banco, comprar en tiendas departamentales, visitar a los amigos y familiares, ir de compras al supermenrcado, asistir a una biblioteca, por mencionar algunas.

La tecnología de hoy, son los sueños de personas del pasado que categorizaban como locos, las películas del pasado, satirizaban algunas de las cosas que se hacen hoy en día y que vemos tan normales, en pocos años seguramente veremos nuevas revoluciones que acercarán al hombre a nuevas posibilidades.

Y que sucede cuando se usa y abusa de la tecnología, especialmente del internet. La Adicción al internet es una problemática que no cumple las características para una adicción con dependencia a alguna sustancia, pero cumple con los elementos necesarios para lo que se ha catalogado como, adicción o dependencia sin sustancia (Stein, 1997) la cual puede definirse como “un estado de preocupación que se presenta producto de la relación con algo o alguien, misma que se mantiene como medio para conservar el propio control y equilibrio interno que, además, le proporciona sensación de bienestar al individuo” (Jiménez, A. L. & Pantoja, V, 2007). (Young, 1999 a, b) investigadora que ha tenido gran impacto en el campo de las adicciones en los últimos 16 años, apoya la idea de que las adiciones a la tecnología cumplen con los elementos básicos de cualquier adicción, conceptualizándola como “un trastorno caracterizado por una pauta de uso anómala, unos tiempos de conexión anormalmente altos, aislamiento del entorno y desatención a las obligaciones laborales, académicas y de la vida social” (p. 80). Como el estado placentero que produce en las personas el alcohol, el juego y las drogas, igualmente internet ofrece una realidad virtual, donde los jóvenes pueden experimentar sentimientos agradables y de salida, argumentos que permiten ubicar al internet, como una vía de escape para quienes tienen necesidades psicológicas y sociales (Young, 1996).

La adicción a la Internet es una categoría que agrupa a una serie de desórdenes relacionados, como son:
• Compulsión por actividades en-línea
• Adicción al cyber-sexo
• Adicción a los cyber-romances
• Adicción a la computadora
• La adicción a las actividades en línea incluye la compulsión por las subastas, la navegación web, el juego de azar en línea.

La obsesión con la programación, con los juegos de computadora, así como con la búsqueda compulsiva de sexo y relaciones disfuncionales a través de la Internet, forman parte de este síndrome. El abandono de la vida familiar y/o social, el descuido de las funciones laborales, así como el deterioro de la higiene y salud física a raíz de la inversión de energía y el tiempo invertido en la adicción a la Internet, son característicos de este desorden.

Tratamientos
La adicción es una enfermedad o un desorden que responde positivamente al tratamiento adecuado. Al igual que otros desordenes de naturaleza crónica, existe una tendencia a la recaída, pero la recuperación es posible.
Cada una de las adicciones debe tratarse de acuerdo al nivel de avance y tipo, para el tratamiento se deben considerar varios aspectos como, terapia de conducta, cuidados clínicos, farmacoterapia, grupos de autoayuda, monitoreo de sustancias indebidas, un plan de tratamiento, así como, algunos servicios, que le ayudarán a una persona a restableces sus lasos familiares y sociales, y reincorporarse a las actividades económicas.

En la siguiente figura se muestran los aspectos que se deben considerar para el tratamiento de drogas el cual puede ser aplicable a cualquier adicción.

componentsbig
National Instituto on Drug Abuse, 2015)

Según la National Institute on Drug Abuse (NHI) por sus siglas en inglés (National Instituto on Drug Abuse, 2015). Los mejores programas de tratamiento ofrecen una combinación de terapias y otros servicios para satisfacer las necesidades individuales de cada paciente. Las necesidades específicas pueden relacionarse con aspectos como la edad, raza, cultura, orientación sexual, sexo, embarazo, consumo de otras drogas, problemas de salud concurrentes (p. ej., depresión, VIH), crianza de hijos, vivienda y trabajo, además de antecedentes de abuso físico y sexual.

Hay medicamentos, como la metadona, la buprenorfina y la naltrexona, que se usan para tratar a personas adictas a las sustancias opioides, mientras que para los adictos al tabaco existen preparados de nicotina (parches, chicles, pastillas y vaporizador nasal) además de los medicamentos vareniclina y bupropión. El disulfiram, el acamprosato y la naltrexona son medicamentos usados para tratar la dependencia al alcohol, la cual se presenta comúnmente junto con otras drogadicciones. De hecho, la mayoría de las personas con adicción severa son consumidores de diversas drogas y requieren tratamiento para todas las sustancias que abusan. Incluso se ha comprobado que las personas que tienen problemas con el alcoholismo y el tabaquismo pueden recibir tratamiento simultáneamente para ambos problemas.

Las terapias de la conducta pueden ayudar a motivar a los toxicómanos a participar en el tratamiento para las drogas, ofrecen estrategias para afrontar el deseo de consumirlas, enseñan maneras de evitar las drogas y prevenir las recaídas, y ayudan en el manejo de las recaídas en caso de que éstas ocurran. Las terapias de la conducta también pueden ayudar a mejorar las destrezas de comunicación, las relaciones interpersonales y la crianza de hijos, así como la dinámica familiar.

Muchos programas de tratamiento emplean terapias tanto individuales como de grupo. La terapia de grupo puede brindar refuerzo social y ayudar a fomentar la abstinencia y un estilo de vida sin drogas. Algunos de los tratamientos conductuales más establecidos, como el manejo de contingencias y la terapia cognitiva conductual también se están adaptando para uso con grupos a fin de mejorar la eficacia y el ahorro de costos. Sin embargo, sobre todo en adolescentes, puede haber un peligro de efectos iatrogénicos o involuntarios del tratamiento en grupo; es por ello que los terapeutas capacitados deben estar al tanto de tales efectos y monitorearlos.

CONCLUSIONES
Las adicciones son un problema de salud que puede afectar a cualquier persona, no importa el género, raza, etnia, religión o edad, siendo los jóvenes los más propensos a inclinarse a alguna de ellas, ya que muchas de las adicciones pueden provenir de personas que inducen al adolescente a iniciarse en malos hábitos.

En este sentido, la mejor forma de prevención es la familia y en especial los padres, ya que en ellos los jóvenes deben encontrar respaldo y apoyo para enfrentar los problemas que se presentan en la juventud. En segundo lugar son los compañías de las cuelas se rodean, los amigos y círculos sociales en donde se desenvuelven ya que influyen fuertemente en las decisiones que toman los jóvenes. Y finalmente son los programas de prevención que el gobierno implementa para atacar la problemática de las adicciones.

La comunicación familiar, disciplina, el deporte, las buenas compañías, el carácter, la conciencia y responsabilidad, son los mejores instrumentos en contra de las adicciones.

BIBLIOGRAFÍA

REFLEXIÓN
¿Por qué has elegido ese tema?
De acuerdo a los temas propuestos, me identifico con “El Cerebro Adicto”, es un tema con el que he batallado desde hace muchos años (mi infancia) debido a mi entorno familiar, la enfermedad y los problemas causados por el alcoholismo, están presentes día con día y considero que este esfuerzo pude servir para que las personas que sufren de esta enfermedad se den cuenta y acepten un tratamiento.
Y por otro lado me sirvió para darme cuenta que debo de cuidar a mis pequeños de las nuevas adicciones, del uso y abuso de la tecnología ya que es muy fácil para ellos pasar muchos horas del día mirando una pantallita y sólo mover sus deditos.

¿De dónde partiste para empezar a escribir?
Aun cuando los temas que se plantearon son muy interesantes, los mayor cumulo de conocimientos previos fueron los que me inclinaron a escribir sobre las adicciones, el tema es muy amplio y mi objetivo fue enfocar el documento responder tres preguntas ¿tú eres adicto?, ¿Cuál es la etapa de tu adicción? Y ¿a qué eres adicto?
Espero que este documento le sirva a las personas que sufren de cualquier adicción, para que se den cuenta y puedan iniciar un tratamiento.

Anuncios

2 pensamientos en “Las adicciones

  1. Hola: me gusto mucho tu actividad, me parecio muy importante y completa, hoy en día no solo son adicciones con materiales quimicos, sino como tú lo mencionas, también tecnológicos, seamos reales nos han invadido al grado de perdese en el, hay que tener mucho cuidadoen las nuevas adicciones tecnologicas y más cuando hay pequeños en casa, te felicito

    Le gusta a 1 persona

    • maanargo dice:

      Gracias por tu comentario, Hoy en día debemos cuidarnos y más cuidar a nuestros chicos en relación a lo que ven y lo que usan ya que es muy fácil que ellos tengan acceso a dispositivos electrónicos y más aun cuando estos están conectados a Internet.

      salu2

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s